Trabajo menos para hacer más

Nos han programado para pensar que, si no estamos creando y produciendo, estamos perdiendo el tiempo. Nos sentimos culpables sino estamos haciendo algo. El lema es «si trabajo soy feliz» y esto no es así.

Alternar periodos de trabajo y descanso generan una productividad exponencial. El universo opera de formas interesantes e inteligentes, por esa razón la afirmación trabaja menos para hacer más es cierta.

Un deportista de alto rendimiento sabe que debe prepararse con intensidad y enfoque en su entrenamiento diario. Y tiene claro que su crecimiento se encuentra en los periodos de descanso, donde su cuerpo se recupera.

Trabajo y trabajo

Para mantenerte en la cima debes estar en óptimas condiciones y aquellos que no comprenden este principio, lo violan. Pierden su ventaja competitiva porque se desgastan y agotan.

Un cuerpo agotado y sin energía, sin creatividad e ideas es imposible que consiga un nivel admirable de productividad. En algún momento, hemos tenido una situación que nos pone en jaque. Con ella llega el estrés y perdemos la lucidez de pensamiento. Queremos actuar, actuar y actuar, para darle fin a esa situación que nos aqueja. Intentando resolver el problema con el mismo nivel de pensamiento que lo generamos.

Déjame contarte la historia de Marco Licinio Craso. Un general romano de gran prestigio y riqueza que gano protagonismo al participar y tener éxito en conquistas entre esas detener a Espartaco. Fue parte del triunvirato romano de la época junto a Pompeyo y Julio Cesar. Le pertenecían los territorios de la actual Siria, que limitaban con el imperio de Partía (actual Irán). Lleno de ambición por nuevas conquistas, emprendió una premeditada campaña en contra de Partía. Sus ansias de poder fueron truncadas cayendo en derrota y perdiendo a su hijo en batalla. Era tal su ambición, que con su ejercito moralmente vencido y reducido en número, decidió continuar. Encontrando la muerte, al ser obligado a beber el oro fundido con el cuál siempre soñó. Craso Error.

Trabajo y descanso

Debemos aprender cuando es tiempo de avanzar y tiempo de reflexionar y planificar. Mi padre siempre me ha dicho el que mucho abarca poco aprieta. Se refiere a ir paso por paso, meta tras meta, sueño tras sueño. Como todos hemos aprendido, para poder correr primero hay que gatear. Y para lograr un trabajo de élite debes aprender a descansar.

De la misma forma que un musculo se desgarra cuando lo llevas al limite de su capacidad, debes darle el descanso para que este crezca. El secreto de trabajar menos para hacer más radica en una sola palabra fluctuación entre trabajar y descansar.

La ciencia lo ha confirmado trabajar más desmedidamente para obtener mejores resultados es un grave error. Nos incita a quemarnos y fatigarnos y no es sostenible en el tiempo.

Cómo generar una productividad exponencial

Los deportistas le llaman periodización. Para lograr aumentar tu productividad, debes comprender que los estados de mayor energía de tu cuerpo se encuentran a primera hora del día. Cada amanecer, es un mundo lleno de posibilidades, si dominas tus excusas y evitas los pensamientos limitantes.

Compartiré contigo un método probado de gran valor que se sustenta en tres pilares. Fue diseñado para permitirte tener logros de élite perdurables y escalables en el tiempo.

Tú hora de ganar

Existe una hora óptima en la cuál puedes conectarte y enfocarte 100% en tus objetivos. Un momento capaz de aquietar tus pensamientos y eliminar toda distracción externa.

Las 5 de la mañana, la hora de los genios. Aquel momento que es capaz de exprimir el máximo de tus talentos y convertirte en una leyenda. Solo aquellos que dominan este antiguo hábito son capaces de fortalecer su voluntad y autodisciplina.

Instrucciones:

A primera hora del día mientras todos duermen, tú forjarás el carácter. Elevarás tu energía hasta niveles que no creías posible. Podrás pensar: Ahora si se chiflo el autor de este blog. Déjame decirte que aplicar este primer pilar me han mantenido en un estado creativo por más de un año sin parar.

Ahora bien, empieza tu día con buena hidratación. Levántate y toma suficiente liquido para activar tus mitocondrias. Acto seguido, realiza una actividad física por 20 minutos que te haga sudar. Este trabajo en ti ayudará a activar tu hormona de crecimiento y a regular la hormona del cortisol que comúnmente habita en la mañana.

Posteriormente, dedica un espacio para reflexionar, organizar tus ideas del día. Dependiendo tu creencia puede ser un espacio de 20 minutos para meditar, orar visualizar o simplemente mantenerte enfocado en lo que estás persiguiendo o soñando.

Para finalizar la hora de ganar. Utiliza tus últimos minutos para leer un libro de liderazgo o desarrollo personal, escuchar un audio libro o podcast que te permita aprender algo nuevo.

Lo que al parecer, puede ser un acto molesto. Donde vas a cambiar tu cómoda cama por un momento de crecimiento, es el secreto mejor guardado de aquellos que consideran leyendas o famosos. No hay éxito sin sacrificio y recuerda el momento en que menos quiere hacer algo es el mejor momento para hacerlo. En este caso, la hora de ganar te dará la energía y claridad que necesitas; para no sobrecargarte en tareas que te agotan día a día.

Si quieres obtener una ventaja competitiva significativa debes hacer lo que otros no están dispuestos a hacer.

Trabajo de Calidad

¿Quieres dejar de jugar en las ligas menores y empezar a prepararte para sacarla del estadio? Este pilar te ayudará a construir obras maestras mientras los demás siguen haciendo cosas promedio.

Empieza apenas termines tú hora de ganar, este es el mejor momento para producir grandes resultados. Créeme el mercado valora más lo poco común. Los grandes creativos, artistas, empresarios, destinan este tiempo a enfocarse en un proyecto único que revolucionará la industria o el mercado donde estén.


TRABAJA DESDE CASA


Instrucciones:

Un hábito real se construye en 90 días de tal forma que vas a destinar este tiempo a tu proyecto personal y cada día después de tú hora de ganar debes enfocar noventa minutos para crear una explosión creativa.

Te sorprenderás lo que pueden hacer los números. En un año tendrás 4 proyectos del más alto nivel para dominar tu mercado o sector.

Periodos de fluctuación

Este pilar es sencillo de explicar, y potente si lo aplicas. Las investigaciones dicen que las personas que mejor rendimiento tienen no trabajan de forma lineal. Es decir, el paradigma nos dice entre más trabajes mejores resultados obtienes, pero la evidencia muestra lo contrario.

El estructurar el trabajo por ciclos entre enfoque intenso y descanso maximiza la concentración, la creatividad y la intensidad en el rendimiento.

Instrucciones:

Usa un cronometro y durante 60 minutos vas a trabajar enfocado en una tarea especifica. Desconecta tu mente de las redes sociales, de ir al baño, de la familia y destina solo 60 minutos a generar tu mayor estallido de concentración. Al concluir este tiempo, recarga durante 10 minutos. Baila, ve a dar una vuelta, estira tu cuerpo, lee información que te mejore tú liderazgo o crecimiento personal, medita, ora, visualiza o simplemente escucha música que suba tu energía.

Una recomendación puntual, realiza este pilar en horas de la mañana, donde tu energía, concentración y creatividad se encuentran en el punto más alto del día.

También puede interesarte leer:
5 cosas que hacer si no tienes empleo

Es posible que no domines los tres pilares al mismo tiempo. Sin embargo, el ir instaurando cada pilar con el pasar del tiempo te hará más productivo.

La productividad es muy diferente a horas trabajadas. Esta se enfoca en conseguir la mayor cantidad de resultados en el menor tiempo posible.

Aplica estos tres pilares y domina tu sector. Trabaja menos y haz más.


TRABAJA DESDE CASA


Suplementos orgánicos

Envíos internacionales

Suscríbete a nuestro blog

2 comentarios en «Trabajo menos para hacer más»

  1. Alba Lucia Londoño R

    Genial! Los temas que publican me parecen de suma importancia, muy ineresantes, me fascina la tematica variada que nos aporta grandes elementos que nos ayudan en cualquier area de nuestra vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *