Cómo prevenir el contagio del coronavirus

El coronavirus es un llamado de atención en el mundo, un llamado a la forma en como estamos viviendo y como estamos interactuando con nuestro entorno.

Te puede interesar: Vacuna contra la Covid-19 ¿Es segura?

Para dar inicio, no busco que te alarmes ni entres en pánico. Todo lo contrario, mi objetivo al escribir este blog es compartirte algunas herramientas que médicos profesionales en el área de la medicina funcional han recomendado a sus pacientes.

Existen muchos tipos de coronavirus, pero en este caso nos atañe hablar del COVID-19 o coronavirus del 2019 que empezó a propagarse en Diciembre en la ciudad de Wuham.

Las características del coronavirus (COVID-19) que lo hacen diferente son:

  • Es un virus que se copia por Ácido ribonucleico (ARN).
  • Tiene una capsula que lo protege y le da la capacidad de permanecer sobre las superficies por varios días.
  • Es frecuentes en el reino animal.
  • Tiene transmisión de humano a humano.
  • Capacidad de mutación alta.
  • No presenta manifestación hasta después de cinco días de estar en el huésped.

Este virus al tener la cualidad de permanecer en superficies durante varios días logra que dado el caso en que una persona que porte el virus estornude, sus partículas viajen un largo trayecto aumentando las probabilidades de propagación de la enfermedad.

Por ejemplo: Alguien estornuda y deja residuos en el ambiente o superficies, otra persona toca esa zona con sus manos y sin darse cuenta acerca sus manos a sus ojos, nariz o alguna zona con mucosas. Inmediatamente, esta persona tiene una alta probabilidad de desarrollar el virus, esto hace que ya sean dos los propagadores. Adicionalmente, la enfermedad se presenta como una gripe y se manifiesta después de cinco días lo que genera un alto nivel de contagio. Cabe resaltar, que las muertes que se han presentado en el mundo se ubican en las personas mayores con enfermedades de base lo que las convierte en presa fácil porque tienen bajas sus defensas.

Los centros para el control y la prevención de enfermedades han compartido una serie de medidas que deben llevarse a cabo para prevenir la propagación de la enfermedad.

Medidas para prevenir el contagio del coronavirus:

  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz, la boca y partes genitales.
  • Quedarse en casa si está enfermo.
  • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y luego botarlo a la basura.
  • Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, usando un productos de limpieza de uso doméstico en rociador o toallitas, preferiblemente biodegradables.

  • Las personas que presentan síntomas del COVID-19 deberían usar mascarillas para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a los demás.
  • Lave sus manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos, después de ir al baño, al comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Una red de conexiones importantes

Ahora bien, todas estas medidas, que aclaro son importantes y deben llevase a cabo, son como yo lo llamo alternativas externas o ajenas a tu cuerpo. La invitación con este blog es que puedas retomar el control de tu salud, de tú inmunología y de tu vida.

Para esto, debes entender como funcionan las defensas de tu cuerpo y que las hace débiles o fuertes.

Existen muchos mitos sociales que hablan desde remedios naturales hasta medicina convencional para subir las defensas. Con está afirmación quiero decir que a pesar de que existan métodos que funcionan, otros simplemente generan desinformación.

Las defensas son un sistema completo que reconoce lo que pertenece a tu organismo y lo que es ajeno. Es como un sistema de monitoreo constante, a través de una red neuronal que le permite al cuerpo poder conectar todos los sistemas del cuerpo.

El sistema nervioso autónomo

El sistema que vamos a tratar en cuestión es una parte del sistema neurológico que se llama el sistema nervioso autónomo y se divide en dos:

  • El sistema nervioso simpático
  • El sistema nervioso parasimpático

No voy a entrar en profundidad acerca de los sistemas, pero si mencionaré sus características principales y cómo entender su funcionamiento te permite estar en ventaja y control.

El sistema nervioso simpático

Controla las reacciones y reflejos viscerales. Por ejemplo: Cuando algo nos asusta y alarma, nuestro cuerpo reacciona provocando diferentes alteraciones en el organismo. Nuestra respiración y corazón se aceleran, se nos seca la boca, los músculos reciben mayor flujo de sangre, las pupilas se dilatan y contraemos los esfínteres.

Se trata de actuaciones que hacemos de forma inconsciente, que nos preparan para la acción en caso de ser necesaria.

Aumenta nuestra hormona del cortisol para regular el estrés. En pocas palabras nos ayuda en momentos de supervivencia, donde hay que correr y salvarse.

El sistema nervioso parasimpático

Por otra parte, la función principal del sistema nervioso parasimpático es la de provocar o mantener un estado corporal de descanso o relajación tras un esfuerzo o para realizar funciones importantes como es la digestión, regeneración de tejidos, desintoxicación, mantener relaciones sexuales y las defensas dependen de este sistema.

La producción de glóbulos blancos, que son los encargados de defender nuestro organismo para eliminar bacterias, parásitos, virus u hongos dependen del sistema nervioso parasimpático.

El estrés crónico y sus consecuencias

Inicie este blog afirmando que el coronavirus es un llamado de atención en el mundo, porque el estilo de vida que lleva el 95% de la población esta relacionado con altos niveles de estrés y no solo cuando se te parte una uña o te deja el bus que te lleva al trabajo porque vas tarde. Realmente, no me refiero a ese tipo de estrés, sino al que día a día le generamos a nuestro cuerpo por la forma en la que nos alimentamos, por la falta de nutrientes que tienen los alimentos que consumes, por la gran inundación que hay de productos basura que solo dañan tu metabolismo, por la falta de interés por hacer deporte, por la falta de descanso y por la falta de conexión con nuestras emociones y sentimientos.

¿Cuáles son las consecuencias?

El sistema nervioso simpático está trabajando a más no poder. ¿Recuerdas que este se encarga de ayudar a controlar el estrés, a prepararnos para situaciones de escape y resolución de conflictos? pues bien está es la primer consecuencia. Nuestra mente al entender que estamos en estado de alerta no va a pensar en tomarse un descanso, en hacer una digestión, en desintoxicar el hígado o fabricar defensas ¡Para nada! Todo lo contrario, esta pensando en salvarse o mejor dicho SALVARTE.

El problema de nuestra sociedad actual es que todo el tiempo nuestra mente se la pasa en este estado. Estamos estresando nuestro cuerpo y mente y hemos perdido la capacidad de conectarnos con nosotros mismos. Agobiados porque el dinero no alcanza, porque alguien te cerro mientras conducías, porque ese ascenso laboral no se dio o porque te despidieron, en muchos casos los jóvenes se estresan porque tienen muy pocos seguidores en sus redes sociales ¿A dónde lleva todo esto? Sencillo, apagas tu sistema de defensas. Todos los días por las decisiones personales.

Un primer paso para solucionarlo

Entonces ¿Qué debemos hacer para reducir el estrés crónico? Primero, detente y piensa ¿Qué buscas de la vida? ¿Lo qué haces te lleva a ese lugar? ¿Vives para trabajar o para vivir la vida que otros quieren que vivas? Parece absurdo que un blog donde busquemos prevenir el contagio de un virus que se esta expandiendo por el mundo parezca un texto de auto-ayuda, pero créeme es real que la mayor causa de enfermedades a nivel mundial es por falta de conocimiento y de conciencia hacia lo que te propones a hacer con tu vida.

La propagación que ha tenido en China este virus no es al azar. Si analizas, la sociedad China cómo vive, bajo que niveles de contaminación ambiental, contaminación alimentaria y estrés la convierten en un caldo de cultivo propicio para que virus de este tipo se extiendan rápidamente. Lo paradójico del caso es que la medicina China antigua es muy buena, pero actualmente es poco practicada por esa masa demográfica tan grande.

El coronavirus un llamado a una medicina diferente

La medicina empieza con cada uno. La medicina no solo es la que se práctica en los pasillos de un hospital o en los consultorios de los médicos.

La verdadera medicina es un acto de amor propio, por conocerte y querer darte la mayor cantidad de bienestar posible. Si percibes como tu sistema nervioso parasimpático se conecta con tu estilo de vida te darás cuenta el poder que tienes en tus manos para estar sano y fuerte.

Los virus, en este caso el Coronavirus, simplemente son la muestra de una sociedad que carece de amor personal, que tiene la posibilidad de reaccionar y actuar a tiempo para prevenir muchas más muertes.

Tú sistema de defensas es capaz y tiene todo el poder de prevenir este tipo de enfermedades, tiene el poder de apagar un cáncer cuando se manifiesta en tu cuerpo ¿Sabias qué la razón del aumento del cáncer en el mundo se relaciona con tu sistema nervioso autónomo? La expectativa de vida está disminuyendo porque los niños que están naciendo si adoptan los hábitos de vida de sus padres los harán fallecer antes que ellos.

Debemos parar y cambiar lo superficial por lo interno. Dejar de correr por tener el último celular del año, por comprar el carro último modelo con dinero que ni siquiera tienes. Debes conectarte contigo y con lo que te conviene y te hace bien.

Aprende a tomar cursos de meditación, yoga, introspección, lee libros de liderazgo y desarrollo personal. Dedícate tiempo a ti a lo que realmente eres. Verás cambios notables en tu salud. Seguramente al hacerlo tomarás decisiones diferentes. Por ejemplo, empezar una alimentación saludable o guiada, hacer deporte, cortar ciertas relaciones personales y agregar nuevos espacios en tu día.

Vitaminas que ayudan a fortalecerte

Cuando empezamos a recuperar nuestro sistema de adaptación, nos fortalecernos internamente y equilibramos nuestro cuerpo. Hay que entender que podemos ayudarlo de manera externa con algunas vitaminas que encontramos en los alimentos y en suplementos de origen orgánico certificado.

Para terminar quiero dejar claro que el coronavirus es una muestra de una deficiencia que tenemos que enfrentar. Y para la cuál en condiciones óptimas nuestro organismo esta diseñado para afrontar. Te dejo algunas alternativas en suplementos que te puedes ayudar en el proceso.

Basados en las recomendaciones de la medicina funcional las personas adultas y los niños adicional a su alimentación deben suplementar:

  • Concentrados de frutas y verduras
  • Omega 3
  • Vitamina D
  • Zinc
  • Calcio
  • Magnesio
  • Vitamina C
  • Vitamina A

La combinación de estos suplementos diariamente son fundamentales para empoderar el sistema nervioso autónomo que como consecuencia fortalece el sistema inmunológico.

Suplementos orgánicos

Envíos internacionales

Con estas herramientas puedes tomar medidas que te preparen para el futuro.

PROMUEVE LA DIFUSIÓN RESPONSABLE ENTRE TUS AMIGOS Y FAMILIARES.


Suscríbete a nuestro blog

4 comentarios en «Cómo prevenir el contagio del coronavirus»

  1. Muy atinado este artículo, exactamente ésta es la visión que debemos tener de ahora en adelante ya que estamos en época de grandes cambios. Este virus es un llamado de atención muy drástico y nos dice que es momento que internalicemos que nos encontremos con nosotros mismos y cambiemos nuestros hábitos en todo el sentido de la palabra porque si nosotros estamos bien los demás también lo estarán. Me encantó la explicación creo que es muy entendible para todos.

  2. Pingback: Vacuna contra la Covid-19 ¿Es segura? - La libreta de nutrición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *